La pena

Para mí echar el rato en internet consiste sobre todo en dedicar unos tiempos más o menos medidos y rutinarios en mirar las novedades, revisar lo revisable, reírse de alguien que se cae y todo eso que ya se sabe. Pero a veces, pocas, el enrededo verdaderamente merece la pena porque de pronto a uno se le aparece un señor con barba y lo deja compuesto y en pijama, el cigarro colgando y el corazón en adobo.

Por estas cosas merece internet la pena, y a los culpables de esta pena en concreto otro día, con más tiempo, los traeré, que son varios.

Si no podéis escuchar esto o si no os llega lo que suena o si os cansa o si no tenéis tiempo, la pena a pesar de todo la seguiréis mereciendo los del otro lado, en todos los sentidos lo digo. Incluso los de los otros lados, más allá de todo, parece que merecen la pena.

Anuncios

2 pensamientos en “La pena

  1. A Blind Willie Johnson lo conocí gracias a la serie de documentales que produjo Scorsese sobre el blues, en concreto al de Wim Wenders “The Soul of a man”, te lo recomiendo si no lo has visto.

    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s