“La ventana”, de Carlos Sorín.

¿De qué tiene que estar uno pendiente durante 80 años?

¿Cuantos cuentos de Chejov caben en la La invención de Morel?

¿Qué libertad merece una abeja perdida, que se da contra la ventana?

¿Cuál es el final de la honra del afinador de pianos?

¿Dos soldados entre las cuerdas?

¿Cómo un teléfono móvil disuelve por sí sólo toda la belleza de alguien?

¿Fluctúa tanto como me temo el valor de la luz de la ventana?

¿Qué intimidad desgarramos pensando durante los largos planos, la nuestra o la suya?

¿Quién ha tenido, al fin, su beso?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s